La defensa de Desembarco del Rey

PoV

Joffrey I Baratheon

Este texto estará oculto

Cersei Lannister

Este texto estará oculto

Ser Jaime Lannister

Este texto estará oculto

Tokens

Los Capas Blancas

La Guardia Real, cuyos miembros reciben comúnmente el nombre de “capas blancas” es la unidad de élite de Poniente. Son los mejores caballeros de todo el Reino y su único objetivo es velar porque se cumpla la palabra del Rey y su seguridad. Actualmente la Guardia Real está compuesta por:

Lord Comandante de la Guardia Real, Ser Barristan Selmy
Ser Jaime Lannister
Ser Arys Oakheart
Ser Boros Blount
Ser Mandon Moore
Ser Meryn Trant
Ser Preston Greenfield
Matarreyes

El mejor, más temido y más despreciado caballero de Poniente. Nadie se atreve a cruzar el acero con Ser Jaime Lannister y todos saben de lo que es capaz… Para él, no deja de ser extraño ser odiado por el acto que considera más honorable en su vida.

Trono de Hierro

La palabra de quien se siente en el Trono de Hierro es Ley en los Siete Reinos.

Desembarco del Rey

La ciudad más grande de Poniente, la sede de la Corte Real, ubicación del más sagrado de los septos de la Fe de los Siete, el mayor puerto de Poniente,… La gran urbe de nuestro tiempo, todo un hervidero de caballeros y miserables, de peligro y oportunidades.

Los Capas Doradas

La Guardia de la Ciudad, comandada por Janos Slynt y compuesta por varios miles de hombres se encarga de mantener el orden dentro del enorme caos que supone una ciudad como Desembarco.

La Fortaleza Roja

Ubicada en la cima de la Colina de Aegon, la Fortaleza Roja domina Desembarco del Rey. Es una fortaleza formidable compuesta por grandes murallas y Siete imponentes torres. Su interior está lleno de secreto, túneles y pasadizos, poco conocidos y que permiten acceder desde la mazmorra más remota (las celdas negras) hasta el mismísimo dormitorio de la Mano del Rey.

Ejércitos

Todos los ejércitos están incluidos dentro del grupo ROJO. Con más detalles, los podré ir dividiendo.

Objetivo

El único objetivo, antes de que las tropas enemigas llegue a la Fortaleza Roja, es causar el máximo daño posible.

Misión

La defensa estará dirigida por el Lord Comandante. Las líneas principales:

  • La muralla de Desembarco tiene 7 lienzos y 7 puertas desde la Fortaleza Roja, cada uno de los miembros de la Guardia Real comandará cada una de estas secciones. (No sé exactamente de dónde vienen los atacantes, ajustar la asignación en base a ello)

  • Todas las tropas se apostarán en las murallas salvo: 1 ejército de los capas doradas y 2 ejércitos de Desembarco. (No sé exactamente de dónde vienen los atacantes, ajustar la asignación en base a ello)

    • Los capas doradas reclutarán a todo hombre al que sean capaces de equipar. La palabra del Trono de Hierro es la de defender la ciudad a toda costa. Ser Jacelyn Bywater se encargará de ello y mantener el orden dentro de las murallas, coordinando además los mensajes que se envíen entre los diferentes lienzos de la muralla.
    • Los 2 ejércitos prepararán la defensa de la Fortaleza Roja y mantendrán la seguridad del castillo. Cersei misma supervisará que no queda resquicio sin proteger.
  • La puerta del Río estará defendida por el Lord Comandante. Asumo que Stannis viene por aquí

  • La puerta más cercana a los Stark, por Ser Jaime Lannister.

Por todo Desembarco del Rey se transmitirá el mensaje de que la Mano del Rey, Lord Tywin Lannister y el señor del Dominio, Lord Mace Tyrell, están de camino para auxiliar la ciudad. Se convoca a todo caballero y hombre de armas que esté en la ciudad para que se una a la defensa de la ciudad. Es la palabra del Trono de Hierro.

El Rey estará con el Lord Comandante al inicio de las hostilidades, para subir la moral de las tropas. Con su mejor armadura de combate.

Cersei ordenará a Varys localizar los pasadizos de huida de la Fortaleza Roja. Pedirá protegerlos y alojará a Sansa, Arya, Tommen y Myrcella en la torre de las Siete que contengan uno de estos pasadizos.

Localización

Un roleillo desde el POV de Joffrey Baratheon:

Aferraba con fuerza el pomo de su nueva espada, como si el metal pudiera otorgarle algún tipo de seguridad frente a la inminente amenaza que se cernía sobre Desembarco del Rey. Su mirada estaba fija en el horizonte, donde se vislumbraban las huestes de Stannis Baratheon y Robb Stark, convergiendo en las murallas de la ciudad como dos tormentas que amenazaban con devorar todo a su paso.

Los caballeros se agolpaban a su alrededor, murmurando planes de defensa y estratagemas para repeler el inminente asalto. Joffrey los escuchaba con desdén, su rostro impasible apenas revelaba la tormenta de temor y furia que bullía en su interior. Era el momento de mostrar su temple, de demostrar que era digno del Trono de Hierro, que no se doblegaría ante los usurpadores que osaban desafiar su autoridad.

Las campanas resonaron en lo alto de las torres, anunciando la llegada del enemigo. Joffrey se puso en pie con determinación, su capa roja ondeando detrás de él mientras se asomaba a una de las torres de la Puerta del Río para observar el espectáculo que se desarrollaba bajo sus pies.

—¡Que vengan!—, rugió Joffrey, su voz resonando sobre el estrépito de la batalla que se avecinaba. —Que sepan que Desembarco del Rey no se rinde ante nadie. Que cada hombre, mujer y niño aquí presente esté dispuesto a dar su vida por su rey y su ciudad—.

Ser Barristan Selmy, el Lord Comandante de la Guardia Real lo miró con extrañeza, preguntándose si algo de la sangre de Robert Baratheon había aflorado por fin en ese chico que era su rey.

Sus palabras fueron recibidas con vítores por la multitud que se arremolinaba en las calles, armada con lo que fuera que pudieran encontrar. Joffrey observó con orgullo el fervor de su pueblo, dispuesto a luchar hasta el último aliento en defensa de su hogar y su legado.

Mientras el sonido de las tropas de Stannis preparando el asalto se intensificaba, Joffrey se mantuvo firme en su posición, con la mirada fija en el enemigo que se acercaba. No había espacio para el miedo, sólo para la determinación de mantenerse firme contra la marea que amenazaba con arrastrarlos a todos. Y contra la mirada atenta de su madre, que sabía acechante desde alguna de las troneras de la Fortaleza Roja.

En ese momento, Joffrey juró que no cedería ante la oscuridad que se cernía sobre ellos, que defendería Desembarco del Rey con toda la ferocidad de un león en su guarida.

Mientras, en la Fortaleza Roja:

Cersei Lannister irrumpía en las estancias de la Fortaleza Roja con la misma determinación que un felino acechando a su presa. No había tiempo para dudas ni vacilaciones, solo para la acción decisiva y contundente.

Cada paso que daba resonaba con autoridad, cada mirada que dirigía cortaba como un puñal afilado. No toleraba la mediocridad ni la indecisión; exigía perfección en cada detalle de los preparativos de defensa.

Reunión tras reunión, no dejaba margen para la complacencia. Cuestionaba cada estrategia, desafiaba cada plan, asegurándose de que solo lo mejor de lo mejor fuera aceptado. No había lugar para la debilidad en su visión de la defensa de Desembarco del Rey.

Sus órdenes eran claras y directas, su voz resonaba con autoridad en la sala del consejo. No permitiría que nadie se interpusiera en su camino o cuestionara su liderazgo. Era la leona al mando, y su rugido era ley.

No era la primera vez que Jaime Lannister defendía aquella ciudad, sin embargo, las circunstancias eran diametralmente opuestas. Ya no estaba al cargo de la protección de un demente dispuesto a prender fuego a aquella urbe y todos sus habitantes. Un reino de cenizas. Aquel día, junto a los ejércitos de los feudos y de la capital, cuidaba de los suyos, de Cersei y de los hijos de ella; sus hijos.

Altivo, el rubio observaba cómo las huestes del Norte acudían implacables en busca de justicia, y cómo el hermano del difunto y pésimo rey anhelaba la corona. Al cargo de la puerta del León, aguardó a que las tropas norteñas se acercaran más antes de ordenar a los arqueros disparar. La primera oleada de muchas.

Fuera de las murallas, los leales a Stannis Baratheon cargaban con bravura y coraje, indemnes a la lluvia de saetas hasta que el ariete impactó contra la puerta. Una y otra vez. Al mismo tiempo, las escalas fueron izadas y los más valientes o temerarios comenzaron a escalar llevando la la muerte a los defensores y cayendo muchos en el intento.

En la lejanía, el que hacía llamarse legítimo rey observaba lo que sucedía dando indicaciones a los suyos, ordenando dónde debían reforzar el ataque, pendiente de todo lo que sucedía… Sin embargo, era otro quien había aportado un ejército mayor y quien llevaba la voz cantante.

El jovencísimo Robb Stark, asesorado por Jon Umber y Roose Bolton organizaba el ataque. Nervioso y determinado al mismo tiempo, no se dejó amilanar por los informes que le llegaban. No eran pocos los hombres del Norte que caían, pero, los defensores debían hacerlo en un número similar… y pronto la fatiga les agotaría. O aquello era lo que la lógica podía imponer. Pero el sino y el azar podían ser caprichosos en algunas ocasiones.

Desembarco del Rey no había olvidado el saqueo al que se vio sometido décadas atrás. Y las historias que habían pasado de padres a hijos habían hecho mella en aquel momento. Los hombres de los feudos luchaban con férrea determinación sin ceder terreno, y la inexperta guardia de la ciudad mantenía su posición bajo el férreo mando del Jacelyn Bywater.

Las horas pasaban y los muertos se amontonaban a ambos lados de la muralla, contándose por millares hasta que la luz cayó y los atacantes tuvieron que retirarse a sus posiciones.

La ciudad había aguantado, al menos durante un día más.


Causas unas 24.000 bajas a tu oponente… pero el pago es elevado. Has perdido perdido unos 10.200 hombres. A saber:

  • 1 de Cuerno de la Puerca (Alzado), en Desembarco del Rey grupo ROJO pasa a Numeroso -2
  • 1 de Desembarco del Rey (Alzado), en Desembarco del Rey grupo ROJO pasa a Numeroso -3
  • 2 de Desembarco del Rey (Alzado), en Desembarco del Rey grupo ROJO es aniquilado. Líder capturado o muerto
  • 3 de Desembarco del Rey (Alzado), en Desembarco del Rey grupo ROJO pasa a Numeroso -2
  • 4 de Desembarco del Rey (Alzado), en Desembarco del Rey grupo ROJO pasa a Numeroso -2
  • 5 de Desembarco del Rey (Alzado), en Desembarco del Rey grupo ROJO pasa a Numeroso -3
  • Capas Doradas 1 (Alzado), en Desembarco del Rey grupo ROJO pasa a Numeroso -1
  • Capas Doradas 2 (Alzado), en Desembarco del Rey grupo ROJO pasa a Numeroso -2. Pierde un rasgo positivo
  • Capas Doradas 3 (Alzado), en Desembarco del Rey grupo ROJO pasa a Numeroso -2
  • 1 de Valleoscuro (Alzado), en Desembarco del Rey grupo ROJO es aniquilado. Líder capturado o muerto. Gana un rasgo positivo
  • 2 de Valleoscuro (Alzado), en Desembarco del Rey grupo ROJO pasa a Numeroso 0
  • 1 de Grajal (Alzado), en Desembarco del Rey grupo ROJO es aniquilado
  • 1 de Hayford (Alzado), en Desembarco del Rey grupo ROJO pasa a Numeroso 0
  • 1 de La Zarpa (Alzado), en Desembarco del Rey grupo ROJO pasa a Numeroso -1
  • 1 de Las Astas (Alzado), en Desembarco del Rey grupo ROJO es aniquilado
  • 1 de Malacosta (Alzado), en Desembarco del Rey grupo ROJO pasa a Numeroso -3
  • 1 de Rosby (Alzado), en Desembarco del Rey grupo ROJO es aniquilado
  • 1 de Stokeworth (Alzado), en Desembarco del Rey grupo ROJO pasa a Numeroso -2. Gana un rasgo positivo
  • 1 de Vallepardo (Alzado), en Desembarco del Rey grupo ROJO es aniquilado
  • Casas menores y caballeros hacendados de los Feudos (Alzado), en Desembarco del Rey grupo ROJO pasa a Numeroso -1

El token Matarreyes pasa a estar mejorado para el siguiente día (u otra misión si no participa en batalla).

Además, durante los 3 días desde que pusiste la misión hasta que el asalto se produjo de forma efectiva, Jacelyn Bywater consiguió armar 3 ejércitos de ciudadanos que han permanecido en la reserva pero que están preparados para participar en el día 2.

  • Guardia de la Ciudad 1 [Numeroso –1, Armadura +1, Guarnición] FUE: 9
  • Guardia de la Ciudad 2 [Numeroso –1, Armadura +1, Guarnición] FUE: 9
  • Guardia de la Ciudad 3 [Numeroso –1, Armadura +1, Guarnición] FUE: 9

¿Qué tal fue esto? ¿Tengo algo de información?

Sí, Varys considera que es posible escapar de la Fortaleza Roja usando esos pasadizos a la ciudad.

¿No seria hacia fuera de la ciudad?

En principio no, los pasadizos de la Fortaleza Roja salen a distintas zonas de la ciudad, pero no fuera de ella.

Aún así, tal y como hablamos Kevan y yo, creemos que salir si la misión es salir de Desembarco, usar unos pasadizos secretos de la Fortaleza Roja ya está ayudando mucho, es decir, que es un bono a tener en cuenta porque nadie sabrá cuándo dejáis la Fortaleza.