Misión 13: Putos Lannisters, nos quemaron a Robb

PoV

Roose Bolton, Lord Sanguijuela

A Roose Bolton le sobra la astucia que a Robb le falta. Un personaje siniestro y perturbador, el Señor de Fuerte Terror es un hombre de mediana edad con extraños ojos de un gris lechoso, cuyo apodo viene de la gran fe que deposita en el poder terapeútico de los sangrados con sanguijuelas.

Implacable, inmoral y cruel hasta el extremo, Roose es un hombre a quien merece la pena tener como amigo y no como enemigo. Eminentemente pragmático, no dudaría en arrebatarle el Norte a Robb si la situación cambiara significativamente y esa fuera una jugada segura, pero intentar traicionarle a la ligera sería un suicidio político y dinástico, y quizá tenga más que ganar estando de su lado. Al menos por el momento.

Si Roose está encantado de mancharse las manos cuando Robb no lo haría, su hijo bastardo Ramsay Nieve, con quien tiene una relación tirante desde la misteriosa muerte de su heredero pero que parece llamado a heredar Fuerte Terror, es a su vez quien no dudaría en manchárselas cuando ni siquiera Roose se rebajaría a ese nivel.

Tokens

Guardianes del Norte

La reputación de rectitud y entrega al deber de los Stark es reconocida, con distintos grados de entusiasmo o burla, en los Siete Reinos, y es difícil concebir un Norte sin los Stark. Por el simple hecho de ser quienes son, desde hace milenios, la Casa Stark ya tiene mucho ganado en cualquier negociación.

Primeros Hombres

La gran mayoría de los Norteños desciende de gentes antiguas, adustas y acostumbradas a las privaciones y una vida dura y violenta. El campesino norteño promedio fácilmente tumbaría en una pelea a un sureño, porque uno se ve obligado a echar a un oso de su casa a patadas con más frecuencia que el otro.

Ejércitos

Objetivo

Que la culpa de lo que pasó con Robb quedé firmemente asignada en un 100% a la Casa Real y los Lannister, y les baje reputación a ser posible.

Misión

Roose se teme que los Lannister, vete tú a saber por qué, se van a molestar con él pronto, y que van a intentar echar al menos parte de la responsabilidad por lo que pasó en él. De nuevo, vete tú a saber por qué. Así que como la mejor defensa es un buen ataque, se hacen proclamas, elegías llorosas, se mandan cuervos a las casas nobles, se componen pegadizas nuevas canciones (“Los Lobos a la Parrilla Huelen Que Es Una Maravilla”) para los Bardos Oficiales del régimen Boltoniano, etc, etc, etc. Para que a todo el mundo le quede bien claro que Robb, pecando de exceso de arrojo, y pese a las advertencias de Lord Bolton, decidió entrar a la ciudad bajo la falsa pretensión de que se habían rendido, cayó en una trampa y fue vilmente incinerado. Y eso es todo. El resto, falacias.

Localización

Desembarco del Rey.

Roleo

Misión resuelta