Misión XI (Porsenna): la campaña de Rivendall (continuación I)

Porsenna había conseguido, tras unos días de incansable trabajo e incertidumbre, volver a reunir a su ejército y reimplantar la disciplina que el mismo había perdido. Primero el desembarco, y ahora esta… ¿insurreción? Quizá era pura mala suerte, o quizá una señal de que había descuidado las oraciones a Loric. Reunió a toda legión y los auxiliares en su campamento y exhortó un discurso improvisado, una reprimenda en términos casi cordiales, dio por concluido el asunto sin ningún castigo a la tropa y preparó de manera solemne unas ofrendas al dios Loric. Tras esto, dió orden de levantar el campamento y marchar hacia el interior de Rivendall.


PoV

Flavio Porsenna

El procónsul de Aricia se ve arrastrado a esta aventura más por deber que por entusiasmo. Por orden directa del Emperador Lycaon, ha puesto la Armada Imperial de Aricia a disposición de la conquista de Fiskeyja: 600 barcos entre buques de guerra y transportes, así como dos legiones y sus correspondientes fuerzas auxiliares y mercenarias. Su segundo hijo, Lars, también se ha unido como general. Durante meses ha sido todo meticulosamente preparado y las fuerzas han zarpado de Aurelis para recoger a los ejércitos del cónsul Serenus en Jelena.

Porsenna es un hombre que cuenta con experiencia militar tanto en la tierra como en la mar. No es un hombre brillante que vaya a cambiar el arte de la guerra, pero sin duda es muy competente y es un valor seguro en cualquier conflicto en que esté involucrado. Es hombre de rígidos principios y cree fervientemente en la divinidad del Emperador y Lorelan y no escatima en medios ni voluntad para destruir a sus enemigos. Hombre de palabra, austero y enérgico, encarna en teoría los valores de los fundadores del Imperio, lo que le hace para muchos un hombre anticuado.

Lore adicional

Desde muy joven Porsenna siguió la carrera política de su padre, pero su estrella empezó a brillar en el 870, cuando el gobernador de Aricia Quintus Aelius Cassius perdió una legión entera y una gran cantidad de tropas auxiliares en su demencial campaña al corazón de Kellek en busca de la ciudad encantada de Cartacia y su fuente de la eterna juventud. La provincia quedó en posición sumamente débil y insurrectos de la tribu de Shaka aprovecharon la ocasión para sublevarse, tomando la ciudad de Ebrakhm y pasando por las armas a su guarnición. Desde las islas de Tilanogue, un caudillo local, Mananaan, consiguió con un golpe de mano apoderarse de una pequeña flota aricia y empezó a sembrar el terror en las costas, poniendo en gran peligro la lucrativa Ruta Ambarina entre Aricia y Jelena.

Porsenna, que por aquel entonces solo ejercía el gobierno de la capital provincial de Aurelis; por iniciativa propia y sin esperar órdenes de Jelena empezó a armar la represalia. Empeñando buena parte de su fortuna personal consiguió alzar una nueva legión y una flota para quebrar a los rebeldes. Imprudentemente aceptó una entrevista con el caudillo de los Shaka, buscando una solución pacífica, y habría resultado muerto en una emboscada de no ser por la intervención de Ma’at y los Ninaz. Confiando sin embargo en que le habían herido, los Shaka imprudentemente aceptaron un lance en campo abierto y fueron aplastados en el 871. El pirata Mananaan fue más astuto y obligó a Porsenna a una guerra de razzias y golpes de mano que se prolongó durante 3 años en la islas de Tilanogue hasta que fue capturado en el 874. Fue llevado a Aurelis donde fue públicamente decapitado. Las fuerzas de Jelena llegaron a tiempo sólo para presenciar el fin de la insurreción.

Aunque Porsenna incurrió en una ilegalidad al reclutar y comandar ejércitos sin tener imperium y fue por ello castigado sin poder ejercer cargos públicos durante una década, también recibió alabanzas por parte del Senado y fue convocado a Sol, donde recibió una ovación (triunfo menor) y recibió una condecoración al valor. En 885 recibió el cargo de procónsul de Aricia.

Tokens

Flavio Porsenna, procónsul de Aricia

Flavio Porsenna, procónsul de Aricia , gobernador de la provincia de Aricia al que se le ha encargado preparar la armada que llevará al Ejército Imperial a la Isla del Pez, así como comandarla. Hombre con experiencia política y militar tanto en tierra como en mar y que es de confianza para todos quiénes le conocen. De valores tradicionales, anticuados, para muchos.

Cassandra Asina, la Muerte Blanca, comandante de los loritais

Cassandra Asina, la Muerte Blanca, comandante de los loritais , el Emperador Lycaon Lor ha concedido graciosamente la inclusión de un cuerpo de estos guerreros directos bajo el mando del gobernador de Aricia para auxiliarle en su tarea de conquista. Representan la flor y nata de la infantería lorelana, capaces de canalizar el poder divino del mismo Loric.

Camos el Tauro

Camos el Tauro, este aventurero y temerario tauro natural de las cordilleras del Lunn se ha embarcado junto con numerosas decenas de los suyos en busca de gloria, aventura, combate y botín. Bien armado y pertrechado, su batallón auxiliar de minotauros constituye una tropa de choque brutal. Sus congéneres, de carácter más pacifista, están encantados de deshacerse de él y los suyos.

Ejércitos

  • 1 Cohorte L.IX (Alzado), en Rivendall grupo AZUL [Numeroso +5, Veterano +2, Armadura +4, Moral –1, Legio] FUE: 34
  • 2 Cohorte L.IX (Alzado), en Rivendall grupo AZUL [Veterano +2, Armadura +4, Legio] FUE: 18
  • 3 Cohorte L.IX (Alzado), en Rivendall grupo AZUL [Veterano +2, Armadura +4, Moral –1, Legio] FUE: 17
  • 4 Cohorte L.IX (Alzado), en Rivendall grupo AZUL [Veterano +2, Armadura +4, Moral –1, Legio] FUE: 17
  • 5 Cohorte L.IX (Alzado), en Rivendall grupo AZUL [Veterano +2, Armadura +4, Moral –1, Legio] FUE: 17
  • 6 Cohorte L.IX (Alzado), en Rivendall grupo AZUL [Veterano +2, Armadura +4, Moral –1, Legio] FUE: 17
  • 7 Cohorte L.IX (Alzado), en Rivendall grupo AZUL [Veterano +2, Armadura +4, Moral –1, Legio] FUE: 17
  • 8 Cohorte L.IX (Alzado), en Rivendall grupo AZUL [Veterano +2, Armadura +4, Moral –1, Legio] FUE: 17
  • 1 de Tauros (L.IX) (Alzado), en Rivendall grupo AZUL [Numeroso –2, Veterano +2, Armadura +2, Mercenarios, Tauros] FUE: 15
  • 1 de Equites Sargass (L.IX) (Alzado), en Rivendall grupo AZUL [Moral –1, Auxilia, Caballería] FUE: 13
  • 2 de Equites Sargass (L.IX) (Alzado), en Rivendall grupo AZUL [Moral –1, Auxilia, Caballería] FUE: 13
  • 1 de Shaka (L.IX) (Alzado), en Rivendall grupo AZUL [Armadura –2, Moral –1, Auxilia, Exploradores] FUE: 7

Objetivo

Primero, discurso de Porsenna en el campamento a la tropa. Es una reprimenda, pero muy cordial, y es más, buscará enardecer a la tropa. Lo importante: no habrá castigos por el desacato de las órdenes, y pueden quedarse con todo el botín que han hecho. Con esto esperamos que se recupere la moral resentida.

Sobre Astridsson. Al estar vacía, asumo que no pondrán pegas a abrir las puertas, y menos tras la orgía de sangre que habrá tenido lugar en la campiña. Todo muy rápido, se asume que juran lealtad sinceramente y nos marchamos dejándola intacta.

Y luego, marchar a Ingridsdottir en orden siguiendo la ruta descrita en el mapa. Esta vez apenas habrá saqueos, interesa ir en buen orden.

Misión

Con respecto al discurso, pienso rolearlo este finde, lo subiré en público porque las pifias merecen atención especial. Detalles al respecto: que si bien Porsenna admira la confianza que muestran al avanzar en territorio enemigo, dando por segura la victoria y confiando en sus capacidades, así como su fortaleza por no haber apenas descansado desde el difícil desembarco, tanto más desaprobaba su sobrada libertad y arrogancia al considerarse más próvidos que su general en la manera de vencer y dirigir las empresas: Porsenna no aprecia menos en un soldado la obediencia que la valentía y grandeza de ánimo. Terminará anunciando que no hay castigos y que se pueden quedar con todo el botín, pero que tienen una deuda de varios días de marcha con la Legio IX y que deben abonarla. Así, espera disciplina y el mismo ardor para combatir al enemigo dentro de unas semanas, cuando le encuentren. Todo culmina con una ofrenda al Dios Loric. Por último, dar orden de marcha y levantar el campamento.

Sobre la marcha, como siempre, Shaka abriendo la marcha explorando el terreno y cubriendo la posición del ejército haciendo de pantalla. Minotauros delante, seguidos de la legión y sargassianos cerrando la marcha.

Se montará un campamento al este de Ingridsdottir, siguiendo la calzada. Este campamento debe de estar a muy, muy pocas horas de marcha de la fortaleza, las suficientes como para una vez desatado el incendio plantarnos ahí por sorpresa. Justificación: Ingridsdottir es demasiado pequeña para alojarnos a todos y por otra parte, ¿para qué alojarnos en un sitio que vamos a hacer arder?

Porsenna razona que los hombres de Rivendall planificarán la marcha para hacer noche en la fortaleza porque es lo lógico y lo que haría él. Y por supuesto, espera que los fiska vengan a él.

Localización

Un ejército de tamaño 12 necesita 15 horas para ir desde Astridsson hasta Cercanías de Ingridsdottir (este) (1 hexágono de llanuras, a marcha normal en 15 horas)


PS: hammer, si ves que divago mucho y te parece que pongo ladrillos dimelo sin problema e iré al grano!!! Que ya has dicho que vas un poco pillado de tiempo y quizá me esté recreando demasiado…

No hay nadie que pudiera jurar lealtad, si quieres forzar a los cuatro campesinos que quedaban adelante, pero nadie de renombre está allí.

Pero sí te abren las puertas.

Alcanzas Ingridsdottir en el que el panorames es prácticamente el mismo, no hay nadie para defenderla. Las puertas se abren.

Marchas con buena forma (peor no recuperas ninguno de los morel -1 que aún tienes)

Me asiento fuera de Ingridsdottir por ahora porque como ya sabes está lleno de material flamable y no quiero comerme yo ese marrón. Campamento clásico lorelano, pero hecho con mimo que podemos permitírnoslo. El ejército se queda quieto, descansa y forrajea/saquea en orden, esperando nuevas del enemigo. Así igual conseguimos subir moral (o no).

Porsenna se empieza a preocupar porque no hay informes de tropas de Rivendall que vengan hacia él, así que toma cartas en el asunto. También está el tema de los refuerzos de Serenus. Nueva misión que te pondré ahora.

Si quieres subir moral ya sabes lo que debes hacer, una misión como es debida!

Bien, tras los reportes Porsenna y los suyos parten desde Ingridsdottir hacia el este, siguiendo el camino de tierra… pero es una falsa retirada, en apariencia, queremos que los fiska avancen rápido, sin excesivas precauciones, confiados, que se piensen que hemos visto la que se nos viene encima y que estamos corriendo por nuestras vidas. Tampoco nos alejamos demasiado, debemos de estar a un par de horas de marcha como mucho mucho.

Es absolutamente vital retrasar la marcha de sus ejércitos lo justo para forzarles a hacer noche en Ingridsdottir, así les podremos atacar por la noche por sorpresa aprovechando el incendio que Ma’at y los Ninaz desatarán. Para que la flaqueza parezca real, Cassandra Asina comandando a la caballería sargassiana y los Shaka deben de estar como moscas cojoneras alrededor del ejército fiska, deben dar la sensación de que están cubriendo una retirada y haciendo ganar tiempo al grueso del ejército. Ahora te abro misión.